28/4/11

LO QUE PESAN LAS PALABRAS:

 
Sin pensarlo, como una tormenta
estallan mil palabras que no siento
siniestras, adornadas con la ira.

Que no entiendo nada
como, de que manera
he podido pronunciarlas.

Secuestran mi inteligencia
y atormentan mi alma.

Padezco la pena de haberlas dicho
apenas se me escapaban.

No hay penitencia ni castigo
que puedan borrar su huella.

Nunca jamas me dije
yo no puedo ser ese
que maldice con la serenidad del hielo
inoportuno orgullo
que devoras a tus hijos.

Hiere mas una palabra
que una lanza
en medio de la batalla.

Maldito recuerdo
bendita amnesia
quiero soñar contigo
y olvidar todas las veces
que grite mientras hablaba.

Que el silencio me cure
que la pausa sea larga...

Pedrulo Maturulo.