26/1/11

EL RETORNO DEL HOBBIT: PUJOL Y LA TIERRA MEDIA.

Dice un refrán “Que a perro flaco todo son pulgas” y de un tiempo a esta parte, créanme si les digo que los españoles estamos escuálidos...
Resulta bochornoso escuchar a los políticos, a la incompetencia la llaman “actual situación” a la desfachatez “solidaridad” y así podríamos desbrozar un discurso que solo hace que los ciudadanos cada vez veamos a los políticos como meras garrapatas del Estado.
El modelo autonómico esta agotado, no tanto por su razón de ser, que quizás en otro momento histórico pudo tener sentido, sino por que se ha convertido en una voraz maquina de despilfarro económico, todos los ciudadanos (excepto independentistas) coincidimos en la enorme carga que supone este modelo, para unos los menos esta garantizado por razones históricas, algo así como la famosa deuda, que no es sino un invento para que los amiguetes pudieran gastar mas, ahora vemos las consecuencias.
El caso es que lejos de espantar los fantasmas de la ruptura de España, el modelo autonómico ha sido un engendro que ha alimentado justamente estas ansias, ayer sin ir más lejos, veíamos a un Jordi Pujol reclamando la independencia, uno de los paladines del falso federalismo que estamos padeciendo, al final llegó a la misma conclusión que antes de empezar con este modelo.
Tengo que decir que todos los gobernantes de este país son los responsables, durante años se argumento por parte de todas las fuerzas políticas, que se podía incluir a los nacionalistas (independentistas) en una España plural, y esta palabra que tanto esta de moda ahora, resulta que esta vacía de contenido, la pluralidad beneficia a las minorías en contra de las mayorías, es un viejo discurso ideológico de la Izquierda, que al final hemos terminado por digerir y asimilar todos.
¿Por qué tenemos que plegarnos ante las demandas de una minoría? Resulta una anormalidad funcional, que 50 millones de personas se vean subyugadas por 5 millones, a no ser que nos dejemos llevar por una corriente de pensamiento que es la que impera en los dos grandes partidos, que es mantener el poder  y hipotecar el futuro de España como nación.
Pujol pide lo que siempre ha querido, el no ha cambiado su discurso ni un ápice, el niño egoísta y mal educado que siempre quiere mas, y que los papas se dedican a  tranquilizar a base de regalos, de repente se convierte en un adolescente y empieza por saltarse las normas de los padres y si me apuran termina mandando en casa.
Este es el resultado de lo que supone la España plural, que tanto citan los socialistas y últimamente los populares, aunque los primeros siempre han defendido un federalismo “Light”, los segundos se han dejado llevar por una senda de la que es muy difícil escapar, al otorgar poder a sus pequeños reyezuelos en cada reino de Taifas, hasta el punto de influir en la toma de decisiones del partido nacional.
España se rompe decían, no señores ya esta rota...ahora solo queda ver como se reparten los trozos.

Pedrulo Maturulo.