29/1/11

LAS REVOLUCIONES DE ENERO:

Alguien en algún lugar, debió expresarse así: “Vivimos acontecimientos extraordinarios” este hombre lo podríamos situarlo en Europa al final del siglo veinte.
El muro de Berlín se derrumbaba y con él un sueño imposible, el comunismo de la Unión Soviética, un orden nuevo surgiría de las cenizas de aquel imperio, ¿Podríamos establecer un paralelismo en el síndrome de Túnez y los países que se encuentran al borde de la revolución? Me temo que si, lo malo es que en estos países existe un factor determinante, que podría hacer que el experimento se convirtiera en una pesadilla.
Todos estos países, Túnez, Jordania, Egipto, etc., son de culto islámico y se sabe que el Islam no diferencia entre religión y política, siendo está subordinada de la primera.
En el mundo musulmán, los regímenes tutelados por occidente (o al menos, ignorados) han servido como freno al modelo yihadista que defiende la supresión de las libertades a favor de un modelo parecido al de Irán, en donde se dirige el poder por parte de un clero que actúa como juez y parte, y en donde los tiranos son “se supone” elegidos por el pueblo...
El caso es que nos encontramos con un nudo gordiano, que es mejor para el equilibrio del mundo, un estado radical como Irán, que aspira a convertirse en la plaga que azote Israel, o una tiranía mas o menos consentida, que mantenga a ralla a los islamistas radicales.
Supongamos que Egipto cae, el régimen actual, ¿podríamos tener a los hermanos musulmanes en el poder? La pregunta tiene trampa y una muy difícil respuesta, y si les diera por acabar con cualquier vestigio de historia como ya hicieran los Talibán en Afganistán, ¿podríamos permitirles tal atrocidad? ¿O acaso pensamos que la revolución se convertirá en una democracia? ¿En que país musulmán existe hoy tal modelo? Turquía seria lo mas parecido y vemos como se esta inclinando cada vez mas hacia el fundamentalismo.
Nadie lo dice y muchos lo pensamos, ¿No estará la mano de Al Qaeda detrás de estas revoluciones? Para ellos seria mucho más fácil llegar a tutelar un régimen islámico, y al final consagrar su proyecto de unir todas las repúblicas bajo un solo poder, justo lo contrario de lo que añoran los que están dando su vida por la libertad en estos países.
En cualquier caso, tiemblo solo con pensar que esto pudiera ocurrir en Arabia Saudita, y en como nos afectaría una crisis energética de proporciones inimaginables, o en Argelia, de donde dependemos para nuestro suministro de gas.
Para los periodistas es fácil celebrar la revolución y la búsqueda de libertad, pero hay que mirar más lejos y comprender que el caos solo genera caos, y la pobreza no desaparece con un tirano exiliado.
Libertad si, democracia si, pero pregúntenle ustedes a un Copto en Egipto o aun hermano musulmán si persiguen lo mismo, quizás el terror de paso a un terror mas grande.

Pedrulo Maturulo.