14/1/11

ESPAÑA LA CHUSMA DE EUROPA:


Decía el otro día Jaime Mayor Oreja, que a España ya no se la respetaba en Europa, habíamos pasado de ser un país orgulloso y con proyección, a una preocupación para la Unión Europea.
Estos días sin ir mas lejos, leíamos en los periódicos, como un grupo de expertos europeos nos visitaban (que cualquiera podría sustituir por vigilaban) para ver si estábamos acometiendo las reformas que ellos habrían obligado a acometer a Zapatero.

El caso es que la bolsa nos dio un respiro, al igual que a Portugal, y eso para los que no entendemos de economía, significa  que cada vez seremos más pobres, por que debemos pagar más por nuestra deuda.
El caso es que asistimos impotentes a la destrucción de nuestro poder adquisitivo, el desempleo va en aumento y los precios se encarecen (electricidad y petróleo) y ya tenemos otra vez el fantasma del Euribor, que amenaza con fagocitarse a todas aquellas personas que hasta ahora, mejor o peor han pagado su hipoteca.
Decía en el titulo de este articulo, que nos hemos convertido en la chusma de Europa, mano de obra barata (ya empezamos a escuchar a nuestros compatriotas, la intención de marchar a Alemania) y es que la situación es desesperada para gran parte de la población.
Es curioso como cada vez que escucho a un político, siempre nos comparan con Europa, para subirnos la luz, la gasolina o el tabaco, pero nunca hacen alusión a los salarios que se pagan en los países de nuestro entorno, a cualquier alemán o francés el termino mileurista le sonaría a chiste, acostumbrados como están ellos a cobrar salarios dignos, y no lo que tenemos en España, en donde se nos pide siempre mas a cambio de nada, da igual que halla bonanza económica o crisis, el trabajador siempre obtiene un salario irrisorio, y siempre es la víctima de la cuenta de resultados, aunque el empresario sea el culpable de su suerte, por no invertir en el negocio.
Seremos pues, la mano de obra barata de Europa, el vecino incomodo al que se le pide que nos saque la basura, eso si europeos los de Estrasburgo, cobrando los mismos salarios que sus colegas europeos...
A si estamos “acojonados” con la inflación y con la deriva a las que nos lleva este gobierno y los dictámenes que recibe desde Alemania o Francia, como decía Aznar no hace falta estar intervenidos, por que de hecho ya lo estamos y ahora es la jubilación a los 67 y mañana lo que ellos decidan, en eso nos hemos convertido en títeres de un club, que solo nos quiere por proximidad geográfica, y para algunos Europa se termina en los Pirineos.

Pedrulo Maturulo.