26/12/08

CONDENADOS A ENTENDERSE:


Hoy estaba escuchando Punto Radio, cuando ha entrado en antena una señorita que formaba parte de una delegación contra la violencia de género, hasta aquí todo normal, lo llamativo es que hacían una ronda por Israel con sus conocidas connotaciones.
El periodista la preguntaba sobre como se desarrollaba su trabajo en esas circunstancias y la periodista ni corta ni perezosa se ha puesto a criticar la política de Israel y lo malos que son los judíos.
Es muy común escuchar este discurso mantenido y aceptado por occidente en el que los judíos son los culpables de todo lo que allí ocurre, y los palestinos son las victimas inocentes. Sin entrar a cuestionar la legitimidad del estado de Israel (que hoy todo el mundo reconoce excepto algunos países árabes) habría que hacer un esfuerzo mental para comprender lo que los judíos tienen que soportar por parte de los grupos radicales palestinos. Imagina que cada día cayese en tu patio misiles de fabricación casera, un hombre se inmolase en tu supermercado o agarrase una escavadora y matase a todo el mundo. Israel es un estado que ha tenido que luchar desde sus inicios para subsistir en contra de los países árabes (enemigos declarados) las guerras pasadas, no hicieron mas que hacer crecer a este diminuto país, con victorias increíbles frente a sus enemigos.
Ocupación es como denominan los perdedores el territorio que perdieron por culpa de sus derrotas frente a Israel.
El problema al que se enfrentan los israelíes es el siguiente, si ceden a las pretensiones árabes y devuelven el territorio conquistado no solo no aseguran la paz sino que alentaran a sus enemigos para expulsarlos de la antigua Palestina.
Los grupos radicales palestinos han jurado la destrucción de los judíos y cualquier trato con ellos es un pacto con el diablo que no solo no arregla nada sino que genera nuevos problemas.
En la búsqueda por mantener la seguridad se ha instalado un gran muro y miles de controles pero los atentados siguen sucediendo.
Para que halla paz, los palestinos deben respetar la integridad del estado de Israel, y este a su vez la formación de un estado palestino, excluyendo a los grupos terroristas solo así se podría conseguir una paz duradera y estabilidad en la zona.
Desde occidente miramos en las noticias como se suceden los atentados y como responde el ejercito israelí con asesinatos selectivos, todo un disparate por parte de dos pueblos que están condenados a entenderse. Los periodistas occidentales suelen inclinarse por la cusa palestina sin tener en cuenta la situación de guerra que se vive diariamente allí.
La miseria de los campos palestinos alimenta al monstruo, y los crímenes que cometen estos muchachos dan razones a quienes no quieren la creación de un eventual estado palestino, que a la larga seria su enemigo mas mortal.
A todo esto habría que sumar la influencia de Siria e Irán que desestabilizan la zona, acogiendo terroristas, formándolos y alentándolos con la destrucción del pueblo judío.
Es triste ver como la tierra donde manaba leche y miel (según las escrituras) es hoy un conflicto permanente en el que la paz es un sueño imposible...
Pedrulo Maturulo.

2 comentarios:

jose luis dijo...

pasa como aqui, pierden la guerra y despues quieren que les devuelvan todo y con intereses

Pedrulo Maturulo dijo...

Saludos Jose Luis.