20/12/08

LA VIDA:



Cuando el brillo de mi cabello haya desaparecido y su color sea blanco como la piel de un recién nacido, los años habrán dejado mella en los surcos de mi rostro y mis ojos ya no tendrán aquel brillo.

En aquellos días amigo mío, seremos puestos en evidencia ante la vida, ganadores o perdedores, no por el dinero acumulado sino por el amor que hallamos podido sembrar o el odio que habrá roto nuestra alma eterna.

Nuestras casas y coches se quedaran en este mismo lugar, nada podremos llevarnos, todo quedara para la ambición y la codicia que entorpece al hombre.

Nuestro juicio será baldío sino ha nutrido el corazón de aquellos a quienes amamos, largo será el cautiverio de pensar que la vida que viviste no valió la pena.

Tiempo es ahora que todavía podemos de recapitular y hacer que los nuestros sepan lo mucho que llenan nuestro espíritu.

A mis treinta y cinco veo como la vida es un tahúr que me engaña, dejándome entrever lo poco que se de ella y lo mucho que me queda por aprender.

Pedrulo Maturulo.

2 comentarios:

jose luis dijo...

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/12/10/elblogdesantiagogonzalez/1228900064.html

te envo este enlace para ver si puedes sacar este video del niño y lo cuelgas es muy bueno

jose luis dijo...

ayer te envie un enlace pero he comprobado que no se puede entrar facilmente asi que te mando este para que lo analices
http://es.youtube.com/watch?v=lZkwwQQJ-lI