8/5/08

LA SEGUNDA TRANSICION:








El otro día escuche a Jaime Mayor Oreja, hablar sobre lo que el denominaba la segunda transición, cuesta pensar que después de tantos años no hayamos aprendido nada.

Yo nací dentro de una España democrática en la que las comunidades autónomas daban sentido a la pluralidad de sus gentes, pero debo reconocer que esto es una utopía.

Llegamos a la transición después años de dictadura y haber perdido la guerra el gobierno republicano, a priori se sabe que todos perdieron para poder llegar a un pacto democrático que dotase a nuestro país de una autentica democracia. ¿Pero quien asumió realmente estos ajustes? Creo que todos excepto los independentistas que iniciaron su andadura política. Se aprobaron leyes injustas, como la ley electoral en la que se da más valor a determinados votos según su origen, se mantuvieron los fueros, que es un anacronismo en una misma nación. Se les incentivo para que desarrollasen las lenguas propias de cada región, dando lugar al uso de estas como arma política y de adoctrinamiento escolar... Hubo toda clase de “alegrías” en pos de una España unida y democrática, pero realmente, creo que se consiguió fragmentar en vez de unir.

Por eso ahora nos vemos en una segunda transición, una en la que se vende la piel de toro al mejor postor. Ya lo vimos en la pasada legislatura del Sr. Zapatero el que nos vendió el Estatut Catalán y nos quiso imponer la educación para la ciudadanía.

Y ahora de que estamos hablando, de si somos un estado laico, ¿pero nadie le ha dicho al PSOE que somos un país aconfesional? Que clase de nación reparte el estado para ganar unos pocos votos. La idea más radical del Sr. Presidente del gobierno de una España federal gobernada por la izquierda desde el desprecio al que piensa distinto, llamando antipatriota a quien denuncia la verdad. Me niego a asumir este reino de Taifas y quedarme absorto mientras reparten los amigos del presidente nuestra Iberia más vieja. No puedo aceptar a que sin una consulta popular (referéndum) se llegue al federalismo y no seamos “todos” los ciudadanos los que decidimos si hay que cambiar algo...

2 comentarios:

vinylculture dijo...

Estoy contigo, totalmente cierto.

Pedrulo Maturulo dijo...

Solo el tiempo nos dará a quitara la razón...